La forma más entretenida de aprender sobre el vino es invitar a algunos amigos a una degustación en su propia casa. 

Cuanto más sepa sobre el vino, más gratificante será la degustación, pero incluso si es un neófito, se divertirá y educará. 

Todo lo que necesita es un grupo apropiado de botellas, un sacacorchos, una buena compañía y una mente abierta.

Cómo organizar una cata de vinos

Organizando una cata

Recomiendo una degustación corta antes del almuerzo o la cena para que pueda seguir tomando los mismos vinos con su comida. 

Me limitaría a no más de ocho catadores y alineo no más de cuatro copas frente a cada persona. Según la cantidad de vinos que desee probar, sírvalos en grupos de tres o cuatro. 

Vierta una y media o dos onzas por copa; eso dará le a todos lo suficiente para probar y aún así dejará parte de cada botella para servir más tarde. 

Para este tipo de evento casual, debe seleccionar uno de los dos enfoques siguientes:

Cata Varietal

Una degustación de ejemplos representativos de la misma variedad de uva de diferentes áreas (Chardonnays de Borgoña, California, Estado de Washington, Australia, Nueva Zelanda, el norte de Italia, España y Chile, por ejemplo) es la mejor opción para los principiantes relativos. 

Los vinos deben ser aproximadamente de la misma edad para minimizar el número de variables de degustación. 

Este tipo de degustación comparativa es ideal para aprender cómo varias regiones contribuyen con su propio carácter distintivo a la misma variedad y que versiones prefiere.

Cata Horizontal

La segunda opción es una degustación de vinos de una sola categoría y una única cosecha: 1993 Bordeaux o 1994 Oregon Pinot Noirs. 

Si se reúnen, digamos, un Burdeos 1993 de denominaciones importantes como Pauillac, St-Julien, Graves, St-Emilion y Pomerol, tendrán vinos de carácter marcadamente diferente, y nunca podrán experimentar estas diferencias más claramente que al degustar los vinos lado a lado.

Pero una degustación horizontal puede ser rigurosa, debido que las distinciones entre vinos jóvenes en algunas categorías pueden ser bastante sutiles. 

Una de mis primeras catas fue en Burdeos en la región de Médoc, no podía creer la discusión que me rodeaba sobre las diferencias entre los vinos. 

Para mí, todo era grosellas negras y taninos que adormecían la boca. Pero cuando escuché a mis compañeros más experimentados y volvía a mí copa, pude identificar las notas de cereza negra, frambuesa y ciruela, sin mencionar los matices del cuero, el tabaco y la carne asada. 

A medida que avanzaba la noche, pude distinguir mas o menos intensidad y complejidad de sabor, así como el contraste entre los taninos finos y suaves y los más secos y más ásperos. 

El vino es como cualquier otro tema: una vez que aprendes un poco y dominas su vocabulario básico, empezarás a tomarle el gustillo.

Cómo organizar una cata de vinos

Preparando la escena

Las botellas

Retire la cápsula de la parte superior de cada botella, luego gire la botella en papel de aluminio, aplastando la parte inferior plana. Numere cada uno con un rotulador para asegurarse de que los vinos correctos se vierten en los vasos correctos. (Es más fácil descorchar las botellas después de envolverlas).

Se referirá al vino No. 2 o No. 3 y solo mostrará las etiquetas al final.

La razón de catar “a ciegas” es simplemente para evitar ser influido por las etiquetas. Tendemos a estar menos dispuestos a encontrar fallas en vinos con nombres ostentosos y mas reacios a dar altas calificaciones a botellas supuestamente inferiores. 

Una de las alegrías de una cata a ciegas es que prácticamente siempre produce sorpresas.

La mesa

Cubra la mesa con un paño blanco para que sus invitados puedan examinar fácilmente el color de cada vino. O coloque los vasos en láminas blancas recubiertas de plástico o papel de carnicero.

Sus superficies libres de fricción hacen que sea más fácil agitar el vino en su copa.

Temperatura

Enfríe los blancos secos entre 50 y 55 grados y los rojos entre 60 y 65 grados. A temperatura del refrigerador, los aromas y sabores de los vinos blancos son típicamente atrofiados. 

Y los rojos que se sirven demasiado calientes pueden estar apagados por su alcohol.

Limpiadores de migas

Suministre un poco de pan o galletas para que sus invitados coman entre los vinos. Pan francés crujiente o galletas neutrales son excelentes opciones. 

También a menudo te servirá una mozzarella fresca ligeramente salada, que tiene una extraña habilidad para librar la boca de los sabores fuertes.

Escupideras

No es necesario tragar el vino para probarlo. De hecho, cuanto menos trague, más tiempo podrá mantener su agudeza. 

Las escupideras pueden ser tazas grandes de café o tazas de plástico opaco, preferiblemente pesadas para que no puedan volcarse fácilmente. 

Un cubo mas grande en la mesa permite a los catadores vaciar sus vasos y escupideras al final de cada vuelo.

Cómo organizar una cata de vinos

Cata del vino

Color

Comience examinando el color del vino sobre un fondo blanco, inclinando el vaso lejos de usted. 

Busque brillantes y, en el caso de los vinos tintos, de color saturado. Un rojo joven que se está volviendo marrón en el borde probablemente está envejeciendo demasiado rápido, mientras que un blanco que es inusualmente oscuro puede mostrar signos de oxidación incipiente.

En circulos

Para liberar los aromas de un vino, hágalo girar en la copa y luego huélalo profundamente. Repita según sea necesario, tomando notas.

Cómo organizar una cata de vinos

Sorbo

Tome un sorbo de buen tamaño. Sostenga el vino en su boca; agítelo alrededor, permitiéndole cubrir todo su paladar. ¿Cómo se siente el vino? ¿Es delgado y ácido? ¿Es rico y aterciopelado? .

Cómo organizar una cata de vinos

Saborear

Dibuje un poco de aire entre los dientes frontales o en la lengua y haga “gárgaras” con el vino en su boca. 

Tenga en cuenta que su lengua solo puede identificar cuatro sabores básicos: salinidad, amargura, dulzura y acidez. 

Todos los otros sabores llegan al cerebro como aromas a través del pasaje retronasal en la parte posterior de la garganta. 

Al “masticar” el vino, o al combinarlo con el aire, los elementos volátiles se evaporan.

Cómo organizar una cata de vinos

¿Qué buscar?

Aromas y Sabores

Asocie de forma gratuita a medida que huele y pruebe el vino, y escriba las palabras o frases descriptivas que se le ocurran. 

Asegúrese de que el vino esté limpio, es decir, que carezca de defectos tan evidentes como la calidad del vinagre, la humedad (que puede deberse a un corcho malo), la oxidación (el olor a jerez o Madeira) o una sugerencia fuerte del corral.

Textura y Peso

¿Es el vino ligero y crujiente? ¿Es suave y con cuerpo? ¿Es rugoso o liso?.

El balance general

En general, un buen vino maduro debe mostrar una armonía de componentes; ningún elemento individual debe dominar. 

Pero tal vez su vino esté abrumado por los aromas de las nuevas barricas de roble o sea excesivamente tánico o alcohólico. 

Tenga en cuenta, sin embargo, que los vinos muy jóvenes a menudo necesitan un poco de envejecimiento en botella para lograr la armonía.

La perseverancia en el paladar

Si hay un solo indicador confiable de la calidad del vino, es la duración del retrogusto o acabado. 

Un vino que desaparece virtualmente en el momento en que lo escupió o tragó probablemente carece de concentración o se hizo con uvas ligeramente maduras. 

Un vino excepcional permanece en su paladar durante 20 a 30 segundos y, a veces, mucho más.

Cómo organizar una cata de vinos

Notas comparativas

Consultar

Permita que todos tengan el tiempo suficiente para probar cada vino y tomar algunas notas. 

Luego discuta las diferentes botellas, intercambiando sus notas de cata y sus gustos y aversiones. 

Será beneficioso para el grupo si una persona familiarizada con el vino puede proporcionar los parámetros básicos para la categoría de vino que está probando.

Volver a catar

Mientras discute sobre los vinos, vuelva a catarlos para ver si han cambiado con la aireación. Observe cómo algunos mejoran y se hacen más ricos, mientras que otros pierden su forma y frescura.

Votar

Elija sus favoritos antes de revelar las etiquetas.

Maridaje

Más tarde, mientras toma los mismos vinos con su comida, observe cómo algunos complementan la comida y otros la abruman con sabores monolíticos o alcohol excesivo o roble nuevo. 

Un vino que atrajo su atención durante la degustación puede resultar agotador para beber, pero otro que sea menos atractivo puede cobrar vida con su plato de carne. 

Compare sus impresiones en la mesa con las opiniones registradas en sus notas de degustación.

Y guarde sus notas para que pueda recordar sus preferencias la próxima vez que se encuentre en una tienda de vinos. 

isotipo eventocorp