Cómo hacer streaming profesional para empresas

El streaming o emisión en directo consiste en transmitir una señal de vídeo y/o audio a través de Internet a una audiencia general o específica.

Gracias a las nuevas tecnologías, como la de hacer streaming, los usuarios deciden, cada vez más, qué contenidos quieren consumir y cuándo.

Esto no sólo se aplica a través de dispositivos convencionales como ordenadores y televisores, sino también en dispositivos móviles y tabletas.

El contenido audiovisual en streaming otorga una mayor credibilidad a la marca anunciante, mejora el posicionamiento natural de los sitios web en los buscadores, aumenta el ratio de conversión o, lo que es lo mismo, incrementa la posibilidad de cerrar ventas y contribuye a la viralización de los vídeos.

Por ello, actualmente no son pocas las empresas que aprenden cómo hacer streaming de sus eventos o contenidos para aprovecharse de estas ventajas.

Este post trata sobre cómo hacer streaming puede beneficiar los eventos de su empresa.

¿Cómo hacer streaming puede beneficiar mis eventos de empresa?

Múltiples ventajas hacen que el streaming resulte una opción muy aconsejable, a la vez que enormemente rentable en actos de empresa y eventos corporativos.

  1. Supresión de las barreras del tiempo y la distancia. Los eventos pueden llegar a cualquier punto del planeta: el contenido no sólo es accesible en directo, sino también en diferido desde cualquier lugar y en cualquier momento. Su vigencia y utilidad se alargan en el tiempo gracias a los canales online.
  2. Visualización y seguimiento del evento en directo desde cualquier dispositivo: el contenido está disponible en todos los formatos para alcanzar a una audiencia lo más amplia posible.
  3. Eventos más sociales e interactivos. Gracias al chat y a las redes sociales integradas con el streaming, los usuarios pueden comunicarse entre sí y con los ponentes de forma fácil y directa.
  4. Seguridad del contenido en streaming. Es posible segmentar la comunicación a determinados grupos de personas o zonas geográficas de forma exclusiva, mediante las direcciones IP o unas determinadas claves de acceso.
  5. Monetización del contenido para un mayor retorno de la inversión (ROI). Con la inserción de publicidad, a través de sistemas de pay per view y suscripción, se obtienen ingresos extra que hacen más rentable el evento.
  6. Análisis de estadísticas y picos de audiencia para saber qué momentos del evento han despertado mayor interés, el número de usuarios concurrentes y visualizaciones, las zonas geográficas de procedencia, por poner algunos ejemplos. En definitiva, datos esenciales que habrán de servir para supervisar la adecuación de la estrategia de marketing onliney saber cómo reorientarla en caso necesario.
  7. Monitorización continua del servicio. Un correcto funcionamiento durante el desarrollo del evento es clave: cada momento es único e irrepetible.
  8. Personalización del reproductor y el entorno con la imagen corporativa, y la integración en plantillas de gestores de contenidos, como WordPress.
  9. Alojamiento del contenido de vídeo en un servidor externo para evitar la sobrecarga en el servidor de la empresa que utiliza el servicio de streaming.
  10. Escalado flexible de precios y servicios para evitar problemas de saturación en el caso, por ejemplo, de que se produjera un incremento no previsto de la audiencia.

Más usos interesantes del vídeo en streaming

El streaming abre un mundo nuevo de posibilidades a empresas e instituciones, como herramienta de comunicación, pero también como sistema formativo o de aprendizaje.

Además de su uso en eventos, el streaming se emplea para reforzar la comunicación interna en empresas.

La creación de contenidos en vídeo para realizar demostraciones de producto, comunicados corporativos para empleados, webinars y presentaciones o vídeos “how to” son algunos ejemplos.

El hecho de que los empleados pueden fácilmente generar ellos mismos contenidos y compartirlos incrementa su grado de implicación y engagement, con la empresa y sus productos.

También en áreas de formación el streaming resulta útil y eficaz. Supone una forma de aprendizaje flexible e interactiva que procura un mayor compromiso entre los estudiantes, debido que sienten un mayor control sobre el proceso de estudio.

El streaming facilita la accesibilidad y la colaboración, además del intercambio entre alumnos y profesores, gracias a la herramienta de chat. El acceso al conocimiento se hace así cada vez más popular y directo.

En conclusión

El streaming es un canal de comunicación muy efectivo y rentable por su reducido coste, que ofrece amplias posibilidades de personalización y creatividad, según las características del evento, de la audiencia, del producto o servicio y de la marca anunciante.

La contratación de un servicio profesional garantiza el éxito.

En la organización de un evento confluyen muchos factores que pueden poner en riesgo el buen desarrollo de las acciones de marketing y vale la pena asegurar que todos los elementos quedan bajo control.

Isotipo de EventoCorp

Por |2017-11-27T17:42:43+00:0027 noviembre, 2017|Categorías: Marketing de Eventos|Sin comentarios