8 razones por las que deberías empezar un negocio de planificación de eventos online

Si estás pensando empezar un negocio de planificación de eventos online, ¡no esperes más! Es una excelente idea, y aquí te explico por qué:

  1. Bajos costos

Un planificador de eventos puede funcionar desde casi cualquier lugar si tiene una computadora portátil, Internet y un teléfono móvil. Lo más importante son sus habilidades de personalidad y gestión de eventos.

Comenzar trabajando desde casa mantiene los costos bajos debido que el alquiler de espacio para oficinas puede ser una gran fuga para una empresa nueva, y es posible que no desees estar vinculado a un contrato de alquiler a largo plazo desde el principio.

Empezar desde casa te da a un nuevo negocio el mejor comienzo posible durante esos primeros meses importantes.

  1. Dile “adiós” a tu rutina de trabajo

Ir diariamente al trabajo puede ser lento y estresante en términos de tiempo y gastos de viaje, y es una parte del día que llena de terror a muchos.

Al trabajar desde casa, no solo estás ahorrando potencialmente en tu gasto mensual de transporte, sino que probablemente estás eliminando las tentaciones de la gran ciudad, en las que es tan fácil desperdiciar dinero (café, pasteles y otras tentaciones de la calle principal). Lo más importante es que te vuelves más rico de tiempo.

Si tu desplazamiento diario de la hora pico es de una hora en cada sentido, esto te da la oportunidad de extender la productividad de tu jornada laboral en dos horas (si lo deseas) en un abrir y cerrar de ojos. Si quieres dejar tu trabajo, Gananci recomienda ser honesto y agradecido.

  1. Espacio de trabajo

Designa un espacio de trabajo específico que puede ser tu área de trabajo dedicada. Lo ideal es tener una habitación a la que puedes cerrarle la puerta al final del día, en lugar de ver los montones de papeles en tu escritorio y escuchar el teléfono sonar fuera de horas.

Puedes diseñar el espacio según tus preferencias de trabajo. Tal vez quieras usar una habitación con una vista, o quizás mirar fijamente una pared de ladrillo sería mejor para tu concentración. Piensa en los muebles que necesitarás para trabajar: escritorio, silla, teléfono, contestador automático, estantes/archivador, etc.

  1. Disciplina

Solo porque estés trabajando desde casa no significa que debas ser menos disciplinado. Además de trabajar horas fijas, algunas personas todavía eligen vestirse como si todavía estuvieran yendo a un trabajo de oficina todos los días.

En una industria creativa como la industria de eventos, no necesariamente estoy de acuerdo con esto, tiene sentido que me vista de forma más informal en días que no atenderé clientes en la oficina, pero haz lo que sea que funcione para ti.

Cuando trabajas desde casa, las preguntas más frecuentes que solían hacerme eran “¿cómo te concentras en trabajar desde casa con el atractivo de la televisión durante el día?”, y  “¿trabajas en pijama?”.

Creo que las personas que hicieron estas preguntas se perdieron completamente el punto de que tú estás TRABAJANDO desde casa. Si trabajas para ti, significa que si no trabajas, ¡no te pagan! Depende de ti, pero nadie más te pagará el salario.

Además, en mi experiencia, dirigir tu propio negocio te mantiene ocupado. Organizar eventos es una operación que consume mucho tiempo. Entre eso y la gestión de tu propio negocio no te da tiempo de holgazanear.

En realidad, encontré lo opuesto en términos de disciplina: en realidad es difícil desconectarse, y trabajar desde casa puede alterar el equilibrio entre la vida laboral y personal, ya que las líneas se difuminan entre los dos.

¡Ya sea que te esfuerces por enfocarte o te esfuerces por desconectarte, la disciplina debe ser la clave!

  1. Almacenamiento

Una de las cosas con las que luchamos a medida que crece nuestro negocio es el espacio de almacenamiento. Invertimos en impresoras más grandes y mejores, equipos para eventos, materiales de marketing, banners, y más, pero esta inversión también ocupa espacio. Además, nuestros clientes a veces quieren que mantengamos algunos de sus materiales, lo cual ocupa aún más espacio.

Cuando sientas que definitivamente te estás quedando corto de espacio, quizás sea hora de hacer algunos cambios. Alquila una oficina o, si aún no tienes el capital, designa un área específica de tu casa para servir de depósito.

  1. Reuniones con clientes

Muchos de nuestros clientes prefieren que nos traslademos a sus oficinas para encontrarnos, pero si alguna vez necesitas un espacio para reunirte y tu oficina en el hogar no es lo suficientemente grande o adecuada, hay muchas cafeterías, hoteles y lugares de reunión que ofrecen un lugar conveniente para encontrarse cara a cara, por lo que esta nunca debe ser una preocupación.

Por | 2018-04-11T12:31:33+00:00 13 abril, 2018|Categorías: Planificación de eventos|Sin comentarios