5 razones por las que contratar a un organizador de eventos es una decisión inteligente

En nuestras vidas tenemos que experimentar un montón de eventos importantes. Desde el bautizo a los pocos meses de edad (como tradición de uso extendido en el occidente más que un acto religioso), cantidad de cumpleaños, bodas, graduaciones, celebraciones y más.

Cada uno de estos eventos tiene su encanto especial y por ende deben ser tratados con la importancia que merecen.

Si todavía no te ha tocado el reto de tener que ser el organizador de alguna de estas celebraciones ya sea para tus amigos o para tu familia, te falta experimentar un grado de estrés importante en tu vida.

La organización de un evento importante para una persona que no es experta en este tipo de cosas puede ser toda una experiencia que ponga a prueba tu paciencia, tu carácter y hasta tu nivel de tolerancia a la presión.

En caso de que tengas alguno en puerta ya estés pensando en encargarte tu mismo, lo más probable es que puedas lograrlo si sigues estas claves de Gananci para tener éxito en cualquier situación que te propongas.

Por otro lado, también es necesario que tengas en cuenta que la teoría de organizar una fiesta o un evento que puedas leer online, no es lo mismo -y se parece muy poco- que hacerlo en la práctica, por lo que una de las mejores decisiones que puedes tomar a fin de lograr un evento de calidad, en el que todos los involucrados estén contentos, es contratar a un organizador de eventos profesional.

Este organizador o la empresa que decidas contratar pueden hacer absolutamente todo por ti y el día de la fiesta podrás comportarte como un invitado más sin que tengas que preocuparte de más nada que no sea aportar el presupuesto, o también pueden acompañarte a través de asesorías.

Razones de porque contratar a un organizador de eventos

El hecho, es que, si en tus planes está organizar una celebración de cierta magnitud, mira cuáles son las razones más importantes por las que te vendría bien contratar a alguien que te ayude y acompañe durante el proceso.

1.- Experiencia

Los organizadores de eventos profesionales ya han hecho lo que tú estás tratando de hacer, lo que quiere decir que no estarán haciendo ensayos y errores en tu evento, sino que apelarán a los conocimientos que ya tienen y han puesto en práctica en repetidas ocasiones previamente.

Cuando no tienes experiencia pierdes muchos recursos debido a que estás transitando un camino que no conoces, lo que te puede hacer malgastar tiempo (realizando cosas una y otra vez), dinero, paz mental, entre muchas otras cosas.

Por esta razón cuando un evento termina muchas personas se sienten antes que satisfechas aliviadas, lo cual no es la razón por la cual celebramos.

En pocas palabras, cuando contratas un organizador de eventos puedes apoyarte en su experiencia, la cual es muy valiosa.

2.- Te ahorrarás dinero

Cuando no tienes experiencia organizando eventos, se nos pueden escapar muchas cosas de las cuales ni estamos conscientes. Con la ayuda de un profesional puedes planificar desde un primer día estableciendo un presupuesto general y específico para cada uno de los rubros del evento.

Así podrás saber un estimado más preciso de o que gastarás antes, durante y después y mantenerte apegado al mismo en la medida de lo posible, lo que harás que evites malgastar dinero.

3.- Alianzas

En este punto se juntan los dos anteriores porque los profesionales en la organización de eventos al contar con experiencia y estar empapados de su área, normalmente tienen importantes convenios con distintos proveedores para eventos, entre los que destacan catering, decoración, mobiliario, música, logística y más.

Estas alianzas pueden hacer que los precios disminuyan en comparación a cuando vas por tu cuenta a presupuestarlos porque no gozarías de ningún descuento especial.

En algunos casos los descuentos no son directamente a los precios, sino que los organizadores pueden hacer que se te mejoren las condiciones de pago o te den incluso mayores beneficios por la misma cantidad de dinero gracias a los convenios con la empresa de organización de eventos que hayas contratado.

4.- Control de la logística

Este es uno de los puntos más importantes en una fiesta en la que muchas personas fallan, principalmente al no tener una planificación efectiva que cubra no solo las cosas esperadas, sino también las inesperadas que en muchas oportunidades son las que pueden hacer que una celebración se convierta en un infierno para sus organizadores.

El área de logística es una de las principales en las cuales se requiere apoyo y en la cual la asesoría o guía de un profesional en el tema puede hacer una vital diferencia.

5.- Garantías

Cuando eres tú quien se encarga completamente de organizar el evento, puede que te queden muchos cabos sueltos, pero al contratar una empresa o un organizador, este debe hacerse responsable de que nada quede en el aire, lo que te da ciertas garantías de tranquilidad antes e incluso durante el evento.

Si la razón por la que prefieres realizar el evento por ti mismo y sin la ayuda de nadie es por la falta de liquidez, aprende cómo ganar dinero en Gananci y no permitas que sea la falta de presupuesto la que dicte cuáles son las cosas que haces y cuáles debes dejar de hacer.

Por |2018-06-17T09:42:34+00:0019 junio, 2018|Categorías: Planificación de eventos|Sin comentarios